Los novilleros tocan pelo en la novillada de Albacete

Sorpendió y causó impacto el arrojo de Cristian Pérez, que entró a matar sin muleta al quinto en la segunda de la Feria de la Virgen de Los Llanos. Una oreja de ley cortó, al igual que Sergio Felipe, que toreó con gusto al cuarto sufriendo una tremenda voltereta. Otro trofeo paseó el debutante Jesús Moreno, que puso de manifiesto sus ganas ante un variado encierro de El Freixo, del que destacaron los enrazados tres últimos ejemplares.

Encastado y pronto fue el quinto, con el que Cristian Pérez demostró valentía y coraje desde que lo recibió a portagayola. Luego lo dio todo en una labor en la que toreó en varios pasajes de rodillas hasta que incluso entró a matar sin muleta en un alarde de entrega y valor máximos. Lo pasaportó de un espadazo al segundo intento tras sufrir un volteretón en el primero. Oreja de ley.

Buenas verónicas le recetó Cristian Pérez al segundo, otro ejemplar de buena condición pero que se paró pronto. El novillero anduvo voluntarioso y decidido, pero no hubo opción para el lucimiento. Palmas.

Sergio Felipe saludó al cuarto a portagayola antes de protagonizar una faena de gusto, con gran quietud y firmeza. Muy valiente, acortó distancia y se dio un arrimón hasta sufrir un volteretón tremendo ante un novillo enrazado. Le cortó una oreja de mérito. Noble y de buena condición resultó el primero de El Freixo al que Sergio Felipe toreó con temple y suavidad en una labor académica. Tras un pinchazo, estocada y descabello, saludó una ovación.

Muy tesonero estuvo el debutante Jesús Moreno con el tercero, con el que se mostró insistente para extraerle tandas por ambos pitones. Entró a matar con gran verdad y cortó una oreja como premio a su esfuerzo. El sexto fue un toro bravo y bueno con el que Jesús Moreno dejó entrever su bisoñez, aunque puso todo de su parte. Fue aplaudido por su decisión. (mundotoro)

9 de septiembre de 2019. Plaza de toros de Albacete. Segunda de la Feria de la Virgen de Los Llanos. Media entrada. Novillos de El Freixo.
Sergio Felipe, ovación y oreja tras aviso;
Cristian Pérez, palmas y oreja tras petición;
Jesús Moreno, oreja tras aviso y palmas.